Pastores que enfrentarían ejecución aseguran no tener miedo

Dos pastores de Sudán del Sur que posiblemente enfrentarán condenas de muerte en Sudán dijeron que no tienen miedo de morir.

Ellos fueron acusados de “incitar a grupos organizados” y de “ofender las creencias islámicas” en el juicio llevado a cabo el 19 de mayo. Se dice que podrían ser ejecutados ya que la Ley sudanesa (sharia) requiere que sean condenados a muerte si son declarados culpables.

El pastor Yein se encuentra en prisión desde el 14 de diciembre, y Michael desde el 11 de enero de este año; ambos acusados de cometer espionaje.

En exclusiva, Michael y Yein hablaron con George Thomas, el corresponsal internacional de CBN News, por teléfono desde su celda en la cárcel de Jartum.

Michael dijo que ha sufrido intimidación psicológica y no ha hablado con su familia durante dos meses. “Nosotros veníamos de Sudán del Sur y por la guerra en Sudán del Sur, vinimos aquí a Sudán y sólo vamos a ir a hacer nuestro entrenamiento del ministerio en nuestra iglesia y luego vinieron donde mí, ellos me arrestaron en mi casa. Yo no sé por qué hacen eso”, relata Michael a CBN News.

Michael le aclaró a las autoridades que él habla sobre Dios porque es un llamado…”Cuando me entrevistaron, me preguntaron por qué estoy predicando aquí. Yo digo, ‘estoy predicando porque este es mi llamado. Yo soy un pastor. Tengo que hablar sobre la Palabra de Dios’”, dice.

“Ellos dicen: ‘No, no es necesario predicar la Palabra de Dios con una agenda oculta’”, recuerda. “Yo dije: ‘No, yo no tengo ninguna agenda oculta. Me acusaron porque soy un espía aquí. Ellos dicen algo así”, agrega.

Ambos pastores tratan de fortalecer su fe en medio de una gran tribulación.

“Sí, (la fe) es mi destino. Mi fe, yo no, yo ni siquiera tengo un sentido de la paciencia. Yo debo recurrir a mi fe. Esto no es algo nuevo para mí. Ellos sólo nos mantienen a cambio de nada. Ellos sólo nos mantienen en la cárcel por nada. Y ellos son terribles para nosotros. Estamos alojados para el confinamiento sin haber cometido algún crimen”, asevera Michael.

Por su parte, el pastor Yein asegura no tener miedo… “No, no tengo miedo de nada … Yo no tengo miedo de nada, porque es mi amor, es mi ser, porque creo. Dios me escogió para sufrir”, continúa. “No tengo miedo de hacer mi ministerio y mi mensaje, yo soy elegido por Dios”.

Para Yein, él estar lejos de su esposa ha sido difícil, pero no pierde la fe de salir de prisión y volver a estar con ella. “No podemos estar juntos porque hay una restricción legal, pero ella me ve por la ventana, y ella está segura de que estoy aquí. Estoy realmente aquí en buen estado, pero estoy esperando para estar fuera”, comenta.

A pesar de estar en prisión y bajo el peligro de ser condenado a muerte solo por hablar de Jesús, Yein dice que lo seguirá haciendo…

“Yo predico y sirvo y estoy enviando el mensaje del evangelio a todo el mundo como el Señor dijo: ‘Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo’”, cita.

Mientras los pastores esperan por una resolución a favor, están ganando almas para Jesús dentro de la cárcel…

“Tenemos una iglesia en la prisión y oramos por los presos y por las personas acusadas y sentenciadas”, indica Yein.

Yein pide a los cristianos que oren para que su encarcelamiento sea para la gloria de Dios, y para que ellos estén en paz con los suyos con los que se oponen a ellos.

Fuente: cbn.com/mundocristiano

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY