Confirman que existió la Gadara del Evangelio

El Nuevo Testamento hace referencia a la visita de Jesús al noreste del mar de Galilea (en Israel), donde según los evangelios se encontraba un asentamiento judío. En el relato, encontró a un hombre endemoniado y lo liberó, dirigiendo a los espíritus malignos a un hato de cerdos, que se despeñó al vacío.

La existencia de un asentamiento judío en la región comenzó a acreditarse en la década de 1960, cuando los arqueólogos hallaron partes de un muelle bajo el agua del mar de Galilea. Sin embargo, sólo el reciente descubrimiento de una losa de piedra de 1.500 años de antigüedad, en el interior de un edificio que habría funcionado como sinagoga, confirma finalmente su existencia.

El hallazgo fue posible gracias a un descenso del nivel del agua que permitió a los investigadores continuar sus excavaciones y descubrir que el muelle que encontraron hace algunas décadas era mucho más extenso de lo que se creía.

Tras ello, analizaron el texto de los Evangelios en busca de datos, estando seguros de que el lugar que han descubierto era Kursi, en la tierra de  Gadara, donde Jesús llevó a cabo la liberación del endemoniado gadareno.

“La presencia de un asentamiento judío en la orilla oriental del mar de Galilea es un fenómeno muy extraño”, afirmó Haim Cohen, investigador de la Universidad de Haifa, en Israel.

LA LOSA DE GADARA

En la superficie de la losa de 1,40 metros de largo por 70 centímetros de ancho hallada en el lago Kinéret (mar de Galilea) hay una inscripción hebrea en la que los expertos lograron identificar las palabras ‘amén’ y ‘marmaria’, que tanto puede significar ‘María’, como ‘mármol’ o ‘rabino’.

La profesora Michal Artzy precisó que el texto “se compone de ocho líneas” y agregó que “por lo general no se encuentran tantas palabras en letras hebreas talladas en piedra”. “La suposición es que la persona a la que fue dedicada la inscripción tuvo una enorme influencia en la población local”, explicó.

Fuente: Aurora Digital

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY