Prédica Inaugural: XLIX Convención MMM en Colombia, Zona Norte

Predicador: Rev. Gustavo Martínez Garavito, Presidente Internacional del MMM.

Tema: Rectitud, garantía de relación con Dios.

Citas bíblicas: Sal. 25: 21; Dt. 34:2; Ro. 12:2; Sal. 138: 2; Mt. 23:3, 5:16; Hch. 21: 10 -14, 15:24; Fil 1:21; 2 Ti 4:7-8; Dn. 6:5.

Rectitud es conocimiento práctico de lo que se debe hacer. Ahora ya no hay pudor, conciencia, o remordimientos: políticos, negociantes. El liderazgo en general, promueve sus metas concepciones, comprometiendo los principios. La gente aprende a mentir, a engañar; a esconder la verdad. Las concepciones han invadido gran parte de la iglesia del Señor. La Palabra de Dios dice: no os conforméis a este siglo, sino transformaos. Sin Cristo no hay verdadero cristianismo. Sólo Cristo transforma, sólo Cristo hace nueva criatura.

En lugar de concepciones, la Palabra nos llama a vivir honestos, sinceros; seguros que no servimos a un ídolo, ni a un hombre, ni a una denominación. Dice Dios en el evangelio de Mateo: No hagáis según sus obras: hagan según lo que dicen. Nosotros tenemos que ser íntegros en público, como en privado. Si no hay santidad, no habrá salvación tampoco. La integridad y la rectitud jamás se rinde. El verdadero hombre de Dios no negocia sus principios: Pablo estaba dispuesto a morir por la causa de Jesucristo. Un rasgo de la integridad es la persistencia en lo que es correcto. La rectitud trae persecución, ataques. vituperios. Pero también trae recompensa y mueve la fidelidad de Dios.

Los defectos de carácter son similares: mentira, impuntualidad, no cumplen promesas. Pero no en la persona cuyo carácter, ha sido controlado y tratado por Dios. Daniel incomodaba a los sátrapas, gobernantes y ministros del gabinete de Nabucodonosor; porque era una hombre recto y leal a Dios. Ellos decían Daniel es una persona transparente siempre. Dios nos invita a vivir rectitud, a despojarnos de todo estorbo. Dios dice: quiero hombres y mujeres con un corazón recto. Dios pesa los corazones. Levántese y comprométase con Dios a ser de integridad y rectitud.

Fotos: Tiempo de Restauración

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY