En Maldivas, cientos de cristianos son felices en su fe; por la oración comunitaria: Asia

La República de Maldivas, al sur de Asia: es un país insular. El gobierno protege la cultura y la religión del Islam, y no permite otra religión: la adoración es exclusiva para Alá. Pero la fe cristiana que mora en los corazones de cientos de cristianos, no ha podido ser ignorada. Los cristianos se congregan en forma clandestina en Iglesias subterráneas. Superando las barreras del temor y de la opresión, encuentran fortaleza en la unidad y firmeza de su fe. Si alguno es descubierto practicando el evangelio, es obligado a huir al extranjero; abandonando su familia, trabajo, amigos y propiedades.

Según Open Doors (Puertas abiertas): “Nada ha podido frenar el evangelio. Los cristianos se reúnen de manera eficaz dentro de las casas; arriesgando sus vidas. Muchos se ven obligados a esconder su fe, para no ser expulsados y ser alejados de sus seres queridos. Están limitados para congregarse, pero nada ha detenido el crecimiento de la comunidad cristiana.”

Un cristiano maldivo dice: “Sólo Jesús me fortalece para soportar todo en su nombre. Mi oración diaria es por eso: ser fortalecido… En medio de todo, soy feliz; porque Dios me ha dado la paz.”

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY